Geminis Alpha
(J.Zagalaz, Miguel A. de la Linde, Yiyi Vega)

Unos cabellos largos de color caoba acarician el rostro de Jacob. Traen efluvios de veranos pasados, de infancia olvidada. Recuerdos de una madre meciendo a su hijo, columpio amoroso que lo adormecía como barco en pleamar. Pero su madre murió. -¿Quién eres tú que convocas en asamblea a mi más profunda pérdida?- Se pregunta Jacob. -¿eres tú madre?-.Danae se encorva tras la silla del muchacho para explicarle el significado de lo que aparece en la pantalla del ordenador, su largo pelo cae sobre la faz del joven. Día tras día, en el aula informática se suceden instantes mágicos. Jacob se convierte en un amante silente y generoso. No cruza por su mente el poseerla. -¿Se puede poseer el arrullo del céfiro cuando te toca la cara? –Es porque existes Danae- se exhorta a si mismo Jacob – es porque existes, que puedo contemplar la serena belleza de la creación.- De esta manera, las almas se entrelazan en espirales de sincero amor, dando sentido a designios antes insospechados. Y aquella criatura condenada a una vida fútil, encuentra dignidad, goce y comprensión. Y así, un planemo solitario en la galaxia, lanza su destello al universo. Ecos de amor verdadero resuenan en la eternidad. Pero – amigos míos- nada perdura bajo el cielo y el proyecto “Electric Eye” llega a su fin. Danae marcha para seguir con su trabajo en otros centros. Ajena al amor que le profesa el joven, se despide de Jacob cariñosamente, en sincera amistad.

Efluvios profanos de tu piel resplandecen sobre mí
Murmullos velados, tu saber manso arroyo de mi sed

¿Quién eres que el sueño irrumpe ufano alrededor?
¿Quién eres que en la penumbra me guía con su voz?

Destellos de tu bondad,
trazan anhelantes dulce despertar
Susurros de eternidad,
siento en un instante a tu lado la inmensidad

¿Quién eres que el tiempo detiene perplejo su ardor?
¿Quién eres profundo misterio del verdadero amor?

Soy tu alegría como agua a la vida
Soy el sol que ilumina a tu corazón
Cual belleza dormida de escala divina
tristeza perdida, plena de ilusión

Contigo descubrí que los laberintos tienen fin
y las palabras cautivas no merecen la soledad
Son tus ojos un reflejo de pasión,
desprenden la energía de los mares en tu interior

Eres mí alegría como agua a la vida
Eres sol que ilumina a mi corazón
Cual belleza dormida de escala divina
Tristeza perdida, plena de ilusión

ROTTA

DISCO 1

SEXTA